Publicidad

Anúnciese aquí

8 de agosto de 2010

FÚTBOL – El Real Ávila pierde frente al Guijuelo en la Copa de Castilla y León

0-2. La mejora del equipo encarnado no impidió su derrota ante un rival que se aprovechó de su superioridad numérica para anotar sus goles

El Real Ávila encajó su tercera derrota consecutiva de la pretemporada, que le elimina de la Copa de Castilla y León, ya que disputaba frente al Guijuelo la segunda y última jornada de esta competición. El equipo abulense sigue sin marcar un gol. Pese a los datos negativos, hay que recordar que los tres rivales eran de categoría superior, mejorando su imagen los encarnados frente a los chacineros salmantinos, que se aprovecharon de contar con un jugador más sobre el terreno de juego para marcar sus dos goles.

José Manuel Manzano continúa con sus ensayos de futbolistas a prueba. También lo hace respecto a las posiciones en las que coloca a algunos jugadores. Así, sacó de inicio al central David Franco como lateral derecho, mientras que en la parte de atrás le acompañaba Félix en la portería, Roberto y David López por el centro y Daniel por la izquierda. Como medio centros colocó el técnico a Pablo Simón y Jaime; por las bandas a Barrera por la derecha y Aitor por la izquierda; en el enganche Piru, y arriba el nuevo delantero Larsson, que ya había disfrutado de unos minutos frente al Salamanca.

En los primeros compases hubo dos ocasiones, una para cada equipo, en las que estuvieron a punto de ponerse por delante en el marcador. Primero por parte visitante a través de Vinuesa y luego fue Aitor quien intentó infructuosamente sorprender a Montero, libre de la marca del veterano jugador ex delantero encarnado Mangas, uno de los mejores futbolistas que ha vestido la camiseta del Real Ávila, ahora reconvertido en defensa lateral. Félix se empleó a fondo para despejar atinadamente con el pie un remate de Iturralde a escasos centímetros del cancerbero. El centenar y medio de espectadores que se dieron cita en las gradas estuvieron muy cerca de cantar el primer gol del partido en una jugada de Larsson que se va de varios contrarios y Aitor por la izquierda no acierta a definir.

David López se tenía que retirar del terreno de juego sangrando por la cara como consecuencia de un codazo que le atizó Vinuesa y con el que el colegiado Saúl Plaza fue condescendiente. La ausencia del defensa fue muy negativa para los intereses locales porque hasta que no fue sustituido, el Real Ávila estuvo jugando con uno menos y recibió en este tiempo los dos goles de forma seguida, cuando ya se había superado la media hora de juego. El 0-1 del encuentro lo marcó Pedrito después de un saque de falta en la frontera del área y sin oposición disparó hasta el fondo de las redes locales. Acto seguido Vinuesa remataba una jugada de su equipo por el lado izquierdo y colocaba el 0-2.

Sustituido David López por Emilio, éste pasó a la media punta, retrasándose Piru al centro del campo y Pablo Simón al eje de la defensa. Era el primer cambio en los últimos minutos de la primera parte, antes de que al comienzo de la segunda se produjeran más variaciones en el once con la salida de Jerays por Félix; Gonzalo por Roberto, pasando al centro de la zaga David Franco; Mario II por Piru; Peña por Barrera; Borja por Aitor; y Mario I por Larsson. Luego entraría un nuevo jugador a prueba, Ismael por Daniel, que ocupaba el lateral derecho pasando Gonzalo a la izquierda. Luis Blanco sustituía a Pablo Simón y Álex a Jaime. También entró Nayel por Emilio, siendo el autor del único penalti transformado por parte del Real Ávila en la tanda que se lanzó al final del partido, mientras que el Guijuelo anotaba tres.

La conclusión que podemos sacar es que el Real Ávila mejora conforma avanzan las semanas de preparación, distinto del visto frente al Rayo Vallecano y Salamanca. El conjunto de Manzano ha hecho un aceptable primer tiempo, bien en defensa, necesitando mejorar en la elaboración del juego en el centro del campo y con la obligación imperiosa de empezar a marcar, siendo ésta su principal carestía. De los jugadores nuevos apuntan buenas maneras David López, Daniel, Emilio y Larsson.